Mientras todo esto ocurre, te invito a disfrutar de este disco que contiene 14 canciones que una vez fueron mías y que ahora te pertenecen. Si te gustan, hazlas llegar a familiares y amigos y escríbeme con tus comentarios. Visita regularmente esta página y obtén acceso a las letras, fotos y vídeos que frecuentemente estaré subiendo. Gracias por disfrutar mi música y por favor compártela.

Este proyecto sale a la luz pública luego de tres años de feliz trabajo. En él participaron músicos, productores y artistas de primera a quienes respeto y admiro por su calidad profesional y humana (ver créditos). El título describe mi sentir por lo que espero ocurra este año 2012, pero no debido a causas catastróficas o profecías ancestrales.

“Canciones para el Fin del Mundo” es mi tributo a todos aquellos que trabajan por cambiarlo, aquellos que se empeñan en hacerlo diferente y creen que puede ser diferente. Aquellos que esperan con ansias el fin del mundo concebido como el único lugar donde existe vida, el fin del mundo donde los humanos creyéndonos dueños disponemos de sus recursos sin mesura, el fin del mundo en pobreza con líderes que se alimentan de ella, el fin del mundo contaminado se esté calentando o no, el fin del mundo en guerra maniobrado por ideas, dioses convenientes e intereses económicos, el fin del mundo apresurado por morir primero y vivir después.

Mi vulgar y corriente intuición dice que nuevos descubrimientos científicos marcarán cambios importantes en nuestra cotidianidad y serán el único camino a seguir si queremos sobrevivir como especie. Las ideas y percepciones socioculturales sobre el mundo cambiarán forzosamente, exigiéndonos pensar y actuar con prudencia ecológica y en pro del bienestar global.